FANDOM


Mark abre los ojos y ve toda una ciudad estilo New York pero del siglo XXI. Se voltea y ve a sus compañeros que llevaban como 3 minutos despiertos, P. se acerco a una cabina telefónica publica rojada a limites de la acera. P. se puso el parlante en los ojos puesto a que el estaba acostumbrado a los telecomunicadores y creía que era uno cuando vio un anuncio de "llama por $9.00"

— Hola — dijo con voz seca esperando a ver alguien, pero solo veía oscuridad. Se lo puso en la oreja de un modo incorrecto comparado como lo hacían en el siglo XXI, pero ni siquiera escucho el clásico el numero que usted marco no existe.

— ¿Hay alguien ahí? — pregunta Byrd, teniendo escalosfrios de aquel lugar.

— No hay nadie.

— Hijo — escucha un murmuro Mark tras la espalda, se da la vuelta y casi muerto de miedo encuentra a su madre — Te estaba esperando.

— No puede ser...tu estabas...

— ¿muerta?, pero claro, pero los Cyborgs han tenido varios avances en la medicina.

— Tu siempre me has dicho que me aleje de los Cyborgs.

— No hijo mio, ese miedo a lo desconocido, tu odio a lo que es diferente, te esta devorando por dentro.

— ¿Quien eres tu? — espeto Mark

— Eso no importa ahora debes de despertar...despertar...despertar...

Todo se torna difícil de ver y blanco, como un flashback de película, y empieza a reconocer los despertar con una voz mas gruesa y tenue y reconoce el rostro del general Starkiller en una habitación plateada.

—¿Donde estoy? — pregunta Mark desubicado.

Se levanta de una silla con semejanza a los divanes de dentista, y ve en la pared Feymann: zona de control mentar Cyborgiano.

—O dios mio, todo era un...sueño...un, un... espejismo — mascullo molesto.

—Acabo de dispararle a los guardias que controlaban tus ilusiones, ahora vamos.

P. y Byrd aun estaban en divanes con un casco morado y muy grande en su cabeza, y no se movían como si estuvieran en coma.

— ¿No debemos sacarlos a ellos también? — le pregunta Mark al general.

— Podría ser peligroso...¿quien es el anciano?

— Es Peter Paradox

— No se quien sea, pero tenemos que ir llevándolos así — toma con su mano derecha un radio comunicador de su bolsillo y da aviso de donde esta.

— Una nave Salyutense destruye el techo a miles de guijarros con uno de sus disparos ultra sonicos y habré una de sus escotillas, Mark y Starkiller toman a P. y Byrd como puedan y los suben a la nave.

Desde la ciudadela de Eric, ve alejándose tal nave.

— Cobardes, ya vendrán — masculla con una voz perversa.

Entre el viaje de regreso a Salyut 8:

— General, lo siento creo que los e traicionado por algo torpe y estrafalario.

— Soldado, siempre que quieras arriesgar lo mas importante por lo mas superfluo como el amor de una madre, no creo que a muchos les importe lo que uno hace por conseguir lo que mas quiere, ¿entiendes?.

— No del todo, y tengo una curiosa trivialidad, en mi ilusión provocada por los Cyborgs...vi a mi madre, pero no se si los Cyborgs me estaban seduciendo a ser un Cyborg mas o era...algo asi como el fantasma de mi madre en mi ilusión.

Starkiller decidió voltear su rostro para otro lado ya que no tenia nada mas que aportar a la conversación.

— Ya se como derrotar a los Cyborgs — Starkiller rompe el hielo nuevamente

— ¿como?

— El Traschlitium 2.0

— ¿que es eso?

— Un elemento de la tabla periódica, esta en el décimo periodo, funciona como un corrosivo de los engranajes de metal, creo que puede destruir a los Cyborgs.

— ¿esta seguro?

— Cuando el Traschlitium 2.0 corroze los engranajes de sus partes bionicas sera como cuando uno de los nuestros le falla un marcapasos, su organismo humano muere, asi como los Cyborgs tienen una parte humana.

La nave Salyutense conducida por un piloto de la misma clase iba rumbo a Salyut 8 de nuevo. Llegaron hasta la base donde revisen las naves para seguir construyendo la estación espacial a medio construir. Inmediatamente después Vinieron un par de médicos Salyutenses llamados por el general a ayudar con P. Y Byrd con dos camillas preparadas : una para Mark y otra para Byrd, sin embargo como Mark esta ileso y P. los acompaña les servirá mas a P. Los dos Salyutenses aun en Feymann descansan en dos camillas en la zona medica de Salyut 8, las esperanzas de que animen otra vez corre por la cabeza de Mark y Starkiller.

Mientras que la zona de guerra se preparaba para la nueva invasión a Cyborgia preparando naves Salyutenses cargadas con misiles y torpedos llenos de gas Traschlitium 2.0. todos los soldados restantes que podían llevar, se ponían trajes tipo contra la fuerza G todos verdes y con el logo de Salyut.

— ¡Esta todo listo! — exclama Starkiller en el batallón de la zona de carga.

— ¡Si mi general! — gritan todos los soldados.

— Y yo también general — viene llegando Mark acompañado de su casco para seguir el batallón.

— Eh, Mark, sera mejor que te quedes...por Byrd y el anciano, ¿de acuerdo?

— De acuerdo — dice con tono un poco desanimado

— ¡Todos los demás!, ¡Siguiéndome!

Todos los soldados se pusieron sus cascos contra fuerza G y siguieron el protocolo de armamiento : subir a su nave designada y seguir el rumbo de su general al mando. Todas las naves se fueron dejando a Mark en la zona de carga, quien ahora se destinaba a la zona medica por sus amigos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar