FANDOM


A pocas horas de Santiago de Chile, existe una ciudad pequeña llamada Rengo. Rengo es una ciudad cualquiera, sin demasiadas historias que contar, excepto quizá por la de la Casa del Diablo

La HistoriaEditar

Cuenta la historia que en 1912 vivía en Rengo una familia que en su momento fue de excelente situación económica, pero que cayó en desgracia por la desafortunada enfermedad de la hija de la familia, Lucía, quien padecía una enfermedad de la que poco se sabía en la época, pero que hoy claramente identificaríamos con anemia. La joven era débil y pocas veces se dejaba ver en público, en contraste con su vigoroso hermano mayor, Joaquín, quién destacaba en la comunidad por su apariencia y dotes artísticas. Joaquín tenía muchas ambiciones, entre ellas, ser el primero en ir a la Universidad para estudiar leyes, objetivo para lo cual Lucía siempre fue un obstáculo, dado que la enfermiza hermana acaparaba los fondos de la familia con sus tratamientos, y la familia se empobrecía cada vez más. A esto se sumó la repentina muerte del padre de la familia, con lo cual esta tuvo que empezar a hacer acopio de los bienes de los que disponían para subsistir. Joaquín tuvo que trabajar duramente para mantener a su madre y hermana, a la vez que pudo ahorrar el dinero suficiente para estudiar. Sin embargo, una vida licenciosa en la capital le llevó al fracaso universitario, pero, de forma hipócrita, comenzó a culpar a su hermana de este, alegando que había fallado por falta de fondos, y esta era la versión que comentaba a todos sus amigos. Pronto la familia fue empobreciéndose más, hasta que el único bien que les quedó fue la casa familiar, de la que Joaquín terminó como albacea al morir su madre. Inmediatamente quiso vender la casa para reintentar una carrera universitaria, pero nuevamente Lucía surgía como un impedimento, ya que no tenía donde ir y ella no quería abandonar la casa de sus padres, impidiendo la venta por parte de Joaquín. Aquí fue donde este urdió el plan horrendo que dio a luz a la casa del diablo.

Joaquín se propuso volver la casa tan repugnante para su hermana que esta preferiría vivir en la calle antes que en esta, y así, al abandonarla, él podría venderla. Para ello, y aprovechándose de que su hermana, por el encierro junto a su madre en el que había crecido era una muchacha muy devota de la religión y supersticiosa, se le ocurrió decorar la casa por completo con motivos satánicos y maléficos. Transformó la reja de la casa en un entramado de tridentes y figuras que evocaban llamas y orbes, selló todas las puertas con pentagramas y símbolos oscuros, y muchas modificaciones que hicieron que la casa pareciera el mismo infierno, ante su horrorizada hermana quien murió al poco tiempo.

Así fue como el plan de Joaquín tuvo éxito, aunque no de la forma que el lo había planeado.

Después de la muerte de LucíaEditar

Tiempo después, Joaquín intentó vender la casa. Obviamente, lo primero que se propuso fue eliminar todo el horrendo decorado de esta para que fuese más atractiva para los compradores. Se demoró un tanto en hacerlo, y cuando lo logró, concertó una reunión con un grupo de personas que tenía intención de comprar la casa. Cual fue su sorpresa cuando, al llegar al lugar con los potenciales compradores, la maléfica decoración estaba ¡NUEVAMENTE EN SU SITIO!. Joaquín no podía dar crédito a sus ojos, y los compradores comenzaron a insultarlo y pedirle explicaciones por haberlos llevado a cotizar una casa con un decorado tan horrible. Joaquín no sabía que explicación dar, se le ocurrió que tal vez algunos chiquillos del lugar le habían jugado una broma, pero que el arreglaría todo para una nueva reunión el mes entrante. Quedaron de acuerdo y Joaquín nuevamente puso manos a la obra, esta vez haciendo modificaciones radicales a la casa, de frentón, botó la reja completa y reemplazó todas las puertas, además de pintar la casa por completo de un nuevo color. Llegó el día de la reunión y todo parecía al fin salir a pedir de boca. Joaquín llegó con el grupo de compradores solo para encontrar que la casa no tan solo estaba nuevamente intacta, con el demoníaco decorado, si no que también todos los cuidados jardines se habían secado y quemado. Joaquín no podía creerlo, pero esta vez, los compradores llamaron a la policía, y denunciaron al hombre por haberlos engañado. Joaquín fue llevado a prisión y encerrado. Al otro día, amaneció colgado en su celda, con su propio cinturón.

La casa sigue ahí tal cual, la ciudad a cambiado a su alrededor pero la vieja construcción con sus infernales motivos sigue intacta, en la calle Serrano de la ciudad de Rengo. Una vez, un carpintero la compró y trató de habitarla instalando su taller en ella, a pesar de los mitos que en ese entonces ya se tejían sobre la casa. Tuvo un horrible accidente con su serrucho eléctrico en el que perdió un brazo, y después de eso abandonó la casa para no volver más. Así mismo, una barraca de manderas compró la casa para derrumbarla y ocupar el terreno para erigir una bodega de maderas. El mismo día que la empresa compró la casa, la casa matriz se incendió y la empresa pronto fue a la quiebra.

Las casas antiguas de la calle, incluso las habitadas, parecen envejecer y deteriorarse, con el paso de los años y los sucesivos terremotos, pero la centenaria casa sigue ahí, extrañamente en buen estado, para una casa abandonada, y los símbolos satánicos que la adornan hacen que los vecinos que transitan por la calle, prefieran hacerlo por la vereda de el frente

PRONTO AÑADIRÉ IMÁGENES DE LA CASA A ESTE ARTÍCULO

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar